42 كم 195 متر…


Por Alberto Fernández Gil

الماراثون, ربما السباق الأسطورية الأكثر ألعاب القوى. تاريخ, ملحمي, الجهد والعاطفة هي مشاعر مختلطة في أجزاء متفرقة من أي محب للخلفية والمسافات الطويلة. في أي حال، وأعتقد أن أوافق على أن لعبنا مع 42 كم, la maratón es una experiencia especial.

524568_613456385384455_388384502_n

Con esta mezcla de sensaciones, amanecía temprano el pasado domingo 17 نوفمبر. No era un día cualquiera pues en unas horas, se corría la distancia de maratón. Una métrica en la que el atleta sostiene un pulso con la fisiología humana, con su propia capacidad agonística y mental ante un esfuerzo descomunal.

Así las cosas, no puedo desmentir la existencia de cierta incertidumbre en las horas previas, calmada con los últimos preparativos que imperaban en la puesta a punto y el acercamiento a la línea de salida. Con los pies en el asfalto, estas sensaciones se desvanecían desde el mismo momento en el que el cuerpo se ponía en acción.

1457736_613456798717747_526734192_n
Los primeros compases transcurrieron según lo previsto. Eran momentos para situarse en carrera, cruzar miradas e intercambiar impresiones con los compañeros de fatigas a fin de marcar el ritmo adecuado según las intenciones previstas. Los kilómetros pasaban inmersos en cierta concentración, relajación y disfrute por sentirse cómodo en unos tiempos de carrera que salían a la perfección. Las largas avenidas valencianas quedaban cortas ante el calor y los aplausos de la afición.

IMG_1615
El tiempo pasaba. Nos acercábamos al ecuador de la carrera. Un instante para ciertos cálculos mentales a sabiendas de su escasa utilidad… ¡Vamos bien! Llevamos margen ¿2:28? Seamos claros, difícilmente acaban cumpliéndose. En el atletismo y en la maratón, 2 más 2 no son 4.
A partir de aquí, la carrera giraba al oeste. Con ligero sentido ascendente, la clave pasaba por mantener o minimizar la pérdida en los tiempos por kilómetro. El viento, aunque no molesto, era notable a estas alturas y el paso a la cabeza del grupo hacía mella en el esfuerzo. Llegaban los momentos fundamentales. Estábamos en el 30.

1463646_613457985384295_737460353_n
Las fuerzas acompañaban y el ánimo del grupo se mantienía intacto. A estas alturas, existía una camaradería consolidada. Empezamos a recoger los primeros “cadáveres”, inconscientes de entrar en la parte clave de la carrera, uno se sentía a los mandos de un ferrari sin ser consciente de que la gasolina empezaba a escasear. La musculatura comenzaba a resentirse. Cada apoyo sobre el asfalto, suponía un puyazo en el estómago…
A partir de aquí, solo quedaba aguantar, sufrir e intentar mantener la verticalidad. Son los últimos metros. Aquellos en lo que la meta esperaba, deseosa de verte cruzar el último metro y dejar caer sobre ti el peso del tiempo. En ese instante y solo en ese, es cuando por fin, pude suspirar tranquilo. Habían pasado 42 كم 195 متر.

البرتو فرنانديز جيل.
Atleta del Club Atletismo Clínica Dental Seoane-Pampin.
Entrenador Nacional de AtletismoLaurus Sport http://www.laurus-sport.com/
Participante en la Maratón de Valencia (17.11.2013) في زمن قدره 2:30,28